IMG_20141210_093318

Mis primeros días como ayudante del seleccionador RFEC

Este ya lo habia escrito en mi blog

 

http://jaumemasmartin.blogspot.com.es/2011/03/mi-primera-vez.html

En aquellos momentos, en el año 2001, estaba de seleccionador catalán de pista, y en una asamblea de la RFEC, Real Federación Española de Ciclismo,el presidente Manolo Perez, se acerco a mi y me comento que le había pedido al presidente de la Catalana Jordi Mariné que yo colaborara con la persecución por equipos, y que Mariné le dijo que no, que yo hacia mas falta en Catalunya.

Eso a mi, me  molesto, ya que después de lo que pasó con Sergi Escobar, Carles Torrent y Xavi Florencio el año 2000, sobre todo lo de Sergi, al no incluirlo para los JJOO de Sydney, creía que podría ayudar para que no volviera a pasar.

Entonces me puse en contacto con Jordi Mariné y después con Fernando Selles, en aquel entonces DT de la RFEC.

Llegamos al acuerdo de empezar a colaborar con el grupo de persecución por equipos, por días, solo en las concentraciones.

Lo que mas me chocó, fue la poca o nula coordinación que había entre los técnicos, y me di cuenta cuando llegue al comedor del hotel Feria, en Valencia, que era donde se hacían las concentraciones, allí vi cuatro grupos diferentes, en mesas separadas, fondistas, persecucionistas, y dos grupos de velocistas, y lo mismo que pasaba con los corredores pasaba con los técnicos, masajistas y mecánicos, por lo que cuando entrabas en el comedor tenias que dudar a la fuerza con quien te sentabas.

En la pista psaba lo mismo, entre ellos se chafaban los horarios de entreno, si uno decía que iba a una hora,  el otro, por hacerle la puñeta,  también.

El material, excepto el de algún corredor, era todavía de los años 90 , podría decir que a nivel general que era mejor el material que tenia en la catalana que el que había allí, cuadros de acero y aluminio, ruedas viejas, en definitiva, poco material y el poco bueno que habia era para el grupo de fondo.

Después de ver como se trabajaba en una sesión, me fui enseguida al despacho de Fernando Sellés, que estaba en el mismo velódromo a decirle que me iba, que aquel ambiente era inaguantable, y que yo estaba mas tranquilo en casa.

Sellés ya me lo había advertido, pero era difícil de creer, cuando llegas a un sitio así, te crees que los medios son por lo menos, para no pasar pena, pero es que aquello era muy difícil, por lo que me dijo que aguantara , que el pondría todo lo que fuera para que aquello empezara a funcionar, y que le hiciera una petición de material, que yo estuviera allí era porque algunos corredores de persecución lo habían pedido y que solo trabajaría con ellos, además había alguno que no quería ir mientras no se cambiara la forma de trabajar.

Yo, por lo que había visto los años anteriores ya sabia un poco de los que pasaba, aparte de no hacer ningún trabajo especifico, el equipo de persecuciónistas eran los que se quedaban sentados o solo rodaban y rodaban, eso es lo que pensaba y eso fue lo que me encontré, muy triste, la percepción de que solo se trabajaba para la medalla individual era cierta.

La siguiente concentración, que es en la que empecé a trabajar, llevaba un estudio que me había pasado el Dr. Jordi Porta del INEFC de Barcelona, Instituto de Educación Física de Catalunya, era parte del trabajo que habían hecho los alemanes para la olimpíada de Sydney

Cuando entre en el despacho de Selles me presentó a Eloy Izquierdo, que en aquellos momentos dirigía el CEAR, Centro de Alto Rendimiento de Valencia, que estaba trabajando bastante bien, con un % muy elevado en las selecciones españolas en categorías junior y Sub23, si yo lo consentía el seria el encargado de fuerza que le había pedido, mi primeras palabras, después de saludarlo, fueron, “tú te cuidas del gimnasio, de puertas para fuera me encargo yo”, todavía me acuerdo de la cara que puso, le di la hoja de los alemanes y empezamos a trabajar como ayudantes del seleccionador.

Gracias.